• Ante la duda, la mejor opción es consultar a un abogado
  • La mayoría de problemas legales pueden solucionarse previamente sin tener que llegar a juicio
campaña málaga abogado

Cartel de la campaña que impulsó el Ilustre Colegio de Abogados de Málaga.

En muchas ocasiones parece que el trabajo del abogado se resume casi en exclusividad en litigar, pactar y ganar los juicios que se le presentan. Pero aunque muchos no lo tengan en cuenta, los letrados están altamente cualificados para desempeñar la labor de asesoramiento. Cada día son más las empresas que valoran la capacidad de los despachos de abogados para prevenir futuros incidentes y, así, ahorrar tiempo y dinero.

Hace algunos años, el Ilustre Colegio de Abogados de Málaga creó una campaña institucional que tenía por lema “Las apariencias engañan, consulta a tu abogado”. El plan se inició con el objetivo de concienciar a la ciudadanía de la importancia que tiene el hecho de consultar a un abogado cuando surgen dudas de tipo legal, antes de que el caso derive a mayores. La institución se lamentaba de la cantidad de personas que acudían a ellos cuando no había otra solución que no implicara la puesta en marcha de procesos legales. Así lo resaltaba su antiguo decano, Camas Jimena:

La mayoría de la gente acude a nosotros muy tarde. Es un problema, sobre todo, de desconocimiento. No conciben a los abogados como asesores, aunque esa sea, o debiera ser, una de nuestras principales funciones.

Aquí es donde entra el juego lo que se conoce como Derecho Preventivo.

El Derecho Preventivo vendría a ser, en un contexto más cercano, la vacuna que se suministra a una persona para que no contraiga una determinada enfermedad. Es decir, este ámbito del Derecho trata de salvaguardar al cliente que lo contrate de problemáticas legales que pudieran presentarse en un futuro no muy lejano.

Y es que la gran mayoría de problemas que les surgen a las empresas, principalmente, y a los particulares, se pueden evitar o al menos minimizar sus posibles efectos si antes de todo nuestro abogado estudia meticulosamente el caso. Mediante la aplicación de este Derecho, podemos solventar dudas como las que puede traer consigo la firma de un contrato o la redacción de un acuerdo con una franquicia. En esta ocasión, el abogado nos aconsejará y orientará sobre cuál sería la mejor estrategia u opción a seguir.

Por tanto, podemos deducir que de entre los beneficios con los que cuenta esta rama legal se halla la posibilidad de sopesar todas las posibilidades, consecuencias, etc. que puedan traer consigo la ejecución de una operación o negocio. A ello se le puede añadir, desde un punto de vista más ligado a la motivación, la sensación de tranquilidad que se le da al cliente con respecto a posibles temas que pueden preocuparle, dejándole vía libre para centrarse en los asuntos que verdaderamente le resultan relevantes.

Dado el desconocimiento generalizado que hay del Derecho Preventivo, es necesario que los abogados fomenten su uso entre los clientes. No con el mero fin de obtener beneficios, sino por el compromiso que tiene con la persona o empresa que contrata sus servicios. La mejor maniobra que puede realizar un despacho de abogados es el de conseguir los intereses del cliente, así la firma gozará de gran prestigio que poco a poco puede repercutir en nuevos usuarios que requieran de su ayuda.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional